Mantenimiento industrial: hacia una uberización de la industria

En los últimos diez años, los desarrollos tecnológicos han marcado nuestra vida cotidiana y han poblado nuestro mundo, como Google, Facebook, Uber... Todas son herramientas que han ido revolucionando nuestra relación con la tecnología y que nos influyen en todo momento. El sector del mantenimiento industrial, por otra parte, todavía necesita una modernización.

Todavía existen muchas deficiencias y es necesario hacer un balance de la situación para proporcionar las respuestas adecuadas. Este entorno sufre una mala reputación pero que, sin embargo, se está mejorando muy poco a poco. La solución de GMAO Mobility Work se compromete a demostrar que los cambios profundos son posibles: tendrán que producirse gradualmente, pero nuestra aplicación ya muestra que otro mantenimiento es posible, así que, ¿cómo sería un mantenimiento de nueva generación más avanzado?

¿Desde qué perspectiva abordar el mantenimiento industrial?

En general se acepta que el mantenimiento industrial tiene una imagen bastante negativa. Tendemos a imaginar técnicos trabajando en fábricas polvorientas, desmontando motores, cambiando piezas y ajustando máquinas grasosas. Esta percepción del medio ambiente se ve distorsionada por ideas preconcebidas, lo que tiene el efecto de ahuyentar a los perfiles potencialmente interesados en este campo. Las cifras hablan por sí solas: en algunos institutos, el número de alumnos de Mantenimiento Industrial ha disminuido en un 50%. Estos cursos de formación ya no son tan atractivos como antes, y sufren una imagen envejecida y poco atractiva para los jóvenes dinámicos que tienen más probabilidades de estar interesados en el diseño o la I+D.

Hay que reconocer que el mantenimiento industrial no ha sido suficientemente valorado, sino todo lo contrario, lo que ha tenido como consecuencia la disminución del nivel exigido en estas carreras. Los profesores están convencidos de que para atraer de nuevo a los estudiantes, las administraciones han querido hacer más asequible este entorno altamente técnico, para que los que tienen un diploma profesional puedan elegir esta carrera.

Las escuelas de ingeniería también experimentan esta situación. Son muy pocos los estudiantes que optan por el mantenimiento, lo que resulta en una disminución del número de horas de cursos impartidos: sólo veinte horas de los tres años de formación exigidos. Si este modelo persiste, los futuros jefes de empresa y responsables tendrán importantes carencias y no serán capaces de tomar las decisiones correctas en cuanto a los equipos y al mantenimiento, a pesar de que unas operaciones bien gestionadas garantizan la fluidez de la actividad y la producción de una empresa.

Beneficios observables en las empresas

Por otra parte, la brecha se ha ido ampliando gradualmente y las empresas son conscientes de la dificultad que tienen para contratar personal. Una vez más, los responsables de mantenimiento son unánimes y deploran la falta de técnicos cualificados. Uno de ellos incluso afirma: "Proponemos diez puestos para dos candidatos, el mercado es muy difícil en términos de contratación en el mundo del mantenimiento”. El nivel de los estudiantes en mantenimiento industrial ha bajado considerablemente, y al mismo tiempo, las agencias de contratación no siguen aumentando sus ofertas para atraer a los jóvenes graduados al salir de la escuela.

Como resultado de estas dificultades, las diferencias se están ampliando entre los empleados, que no tienen una visión uniforme de su trabajo. No todos ellos han sido formados en las mismas técnicas y no se benefician de los mismos conocimientos. Si, por un lado, estos distintos perfiles se complementan entre sí, las disparidades pueden dar lugar a malentendidos y disfunciones: por ello, todo el mundo del mantenimiento tiene que sufrir cambios.

Una fuerte necesidad de uniformidad para un mejor cambio

Si el mantenimiento muestra un claro deseo de modernizarse y evolucionar, cabe comprender todas las dificultades se interponen en el camino de las tecnologías. Revolucionar todo un entorno no es algo fácil y no todo se puede hacer en un día.

Hoy en día, las fábricas se enfrentan a muchos desafíos. Algunas están equipadas con líneas de producción de última generación, mientras que las máquinas de cuello de botella que datan de los años ochenta, setenta y sesenta siguen siendo numerosas. Por supuesto, no podemos esperar necesariamente que un técnico tenga todas las habilidades necesarias para trabajar con todo este equipo y solucionarlo, ya que las funcionalidades son muy diferentes.

También existen lagunas generacionales: los perfiles son a veces muy diferentes y, aunque algunos todavía están trabajando con papeles, otros están más inclinados a recurrir al IoT (el Internet de las Cosas), a tecnologías de la industria 4.0 como la realidad aumentada, etc. Por último, existe una necesidad real de uniformidad, ya que las soluciones modernas siguen siendo herramientas que no pueden reemplazar la experiencia y los conocimientos de los técnicos y sus responsables.

La tecnología como solución

Como podemos ver, el mantenimiento industrial necesita un impulso para atraer a nuevos perfiles: existen muchas áreas de mejora tecnológica. Robótica, automatización, tabletas, sensores, aplicaciones y otros son argumentos que deben ser presentados para atraer a las nuevas generaciones hacia esta forma de mantenimiento 4.0. Obviamente, las máquinas del mañana serán cada vez más conectadas, robotizadas e inteligentes, y los técnicos y responsables tendrán que adquirir conocimientos tecnológicos cada vez más avanzados y sofisticados.

Por último, esta es la razón por la que la aplicación de GMAO Mobility Work es totalmente diferente a las herramientas de gestión de mantenimiento convencionales. En las empresas, a veces se encuentran técnicos y responsables que siempre piensan que tienen un buen dominio de su mantenimiento utilizando archivos Excel. Este método arcaico puede ser perjudicial en muchos sentidos, ya que conduce a la pérdida de información, errores potenciales, ralentiza los procesos de producción... Lamentablemente, las soluciones de GMAO que se multiplican en el mercado actual siguen siendo, en su mayor parte, demasiado caras e inadecuadas. Las interfaces no son nada intuitivas, las funcionalidades son difíciles de entender, el diseño es muy básico y finalmente nadie desea utilizar este software y seguirlo a diario. En lugar de facilitar el trabajo de los técnicos, lo hace aún más difícil para ellos.

mantenimiento-industrial-gmao

La GMAO Mobility Work está construida en torno a una comunidad de usuarios, que intercambian y siguen las noticias de su planta gracias al feed de noticias

Prueba gratis 14 días - GMAO MOBILITY WORK Ver nuestra demo  

La tecnología debe estar realmente al servicio del mantenimiento industrial para que los desarrollos aparezcan en todos los ámbitos. Esta es una de las ventajas de la GMAO de nueva generación Mobility Work: el técnico puede gestionar todas sus tareas desde la aplicación, consultar la actividad de sus colegas, seguir su trabajo, comunicarse con los miembros de su equipo y con los miembros de la comunidad, compartir información a mayor escala, comprobar el estado de una máquina... En definitiva, se trata de una herramienta sencilla y muy intuitiva que permite incluso a las personas menos formadas tecnológicamente tener una visión completamente nueva del mantenimiento, y que atrae a los potenciales futuros profesionales del sector.

¿De empleado a autónomo?

Pero las evoluciones siguen desarrollándose, y transforman la visión convencional del trabajo en sí. Con la aparición de aplicaciones como Uber, el mundo comprendió rápidamente esta necesidad y el creciente deseo de la gente de ser su propio jefe. La idea de trabajar por cuenta propia y disfrutar de una cierta independencia es muy popular, y son muy interesantes todas estas posibilidades. ¿Cuál sería el mundo del mantenimiento industrial del mañana?

Los técnicos de mantenimiento ya no formarían parte de una empresa como tal, sino de una comunidad, donde la independencia y el apoyo mutuo serían las palabras clave. Todo el mundo tendría entonces la libertad de trabajar con los proveedores de servicios y para los clientes de su elección, gracias a una funcionalidad de geolocalización, trabajaría el número de horas que mejor le convenga y elegiría un tipo de máquina. El sistema de clasificación, ya ampliamente utilizado hoy en día, podría incluso adoptarse para que los profesionales más diligentes y competentes pudieran ser recompensados por su trabajo, aumentar su carga de trabajo y desarrollar su red. La plataforma de gestión de mantenimiento Mobility Work ya ofrece todas estas prestaciones, y está diseñada para ayudarle a realizar una transición hacia el 4.0 la más fácil posible.

mantenimiento-industrial-gmao

Cree las fichas de sus equipos en la aplicación de gestión de mantenimiento Mobility Work para desencadenar medidas y actividades.

Prueba gratis 14 días - GMAO MOBILITY WORK Ver nuestra demo

Esta planificación nos permite comprender mejor todos los retos que presenta el mantenimiento industrial en la era del 4.0: tenemos la oportunidad de evolucionar hacia un modelo más libre y abierto en el que todos tendríamos un papel importante que desempeñar dentro de esta gran comunidad. En respuesta a estas observaciones, Mobility Work es la herramienta comunitaria por excelencia, ya que tiene como objetivo convertirse en una gran red social dedicada al mantenimiento. La comunicación y la interacción, que son los conceptos más importantes hoy en día, están en el corazón de nuestra aplicación.

Recibir nuestras últimas noticias    

Mobility Work corresponde perfectamente con esta tendencia al ofrecer funcionalidades innovadoras que nos permiten ver el mantenimiento industrial de nueva generación de manera diferente. Para más información sobre nuestra aplicación, no dude en probar la versión de prueba y ver nuestro vídeo de presentación.