Mantenimiento industrial y lubricación

La lubricación es un paso esencial en el mantenimiento de su equipo industrial. La elección del producto adecuado prolonga la vida útil de sus máquinas, reduce sus costes de mantenimiento y, en última instancia, aumenta el rendimiento de su línea de producción.

¿Cómo elegir el lubricante adecuado? ¿Cuál es la importancia de la lubricación en el mantenimiento de sus equipos? ¿Cuáles son los beneficios de la lubricación para la empresa? Loïc Bébin, Director de Productos de Grasa de FUCHS Lubrifiant France ha aceptado contestar a nuestras preguntas.

¿Puede presentarnos la oferta de FUCHS Lubrifiant France?

FUCHS Lubrifiant France ofrece una gama muy amplia de productos: aceite de corte, aceite de mecanizado, tratamiento térmico, productos de deformación... Nuestra gama de productos está segmentada en función de las aplicaciones posibles, como por ejemplo el "mantenimiento". Esta división incluye diferentes gamas de productos. Existe un gran número de aceites, cada uno con un uso específico (reductores hidráulicos, cadenas, compresores, etc.), aerosoles que pueden ser utilizados para todo tipo de aplicaciones; y estoy a cargo de su desarrollo. En la industria, se encuentran en aplicaciones para el mantenimiento de mecanismos rotativos: rodamientos, cojinetes de deslizamiento, cadenas, reductores, ejes, etc.

La elección de los productos se realiza en función de las características de la aplicación y de todas las limitaciones que la rodean. En cuanto a las grasas, estas sustituyen a los aceites tan pronto como se debe evitar el aspecto de fluidez. Son más fáciles de sujetar al mecanismo. Dependiendo de la aplicación, se utilizará una grasa más o menos espesa. Este tipo de lubricante se clasifica como grado 000, que corresponde a un producto bastante fluido, grados 4 ó 5, mucho más consistente. Para aplicaciones estándares se utiliza una grasa de consistencia de grado 2, una grasa de grado 3 puede utilizarse, por ejemplo, en ventiladores o en un eje vertical sin que haya fugas.

En este caso también existe una gran diversidad de aplicaciones: desde las fábricas de cemento hasta el sector alimentario, pasando por el sector de la automoción y la industria siderúrgica, uno de los mayores consumidores de estas grasas. Para cada problema de mantenimiento que pueda surgir en una fábrica, FUCHS Lubrifiant France ofrece uno o varios productos capaces de resolverlo.

mantenimiento industrial Mobility Work Hub

Encuentre los productos FUCHS en su GMAO Mobility Work

Promocionar mis productos

Por último, tan pronto como una materia prima se transforme en un producto terminado por intervención humana, habrá una necesidad de lubricación. Y más particularmente las grasas para todos los aspectos de los transportadores, cadenas, motores eléctricos... Las gamas de lubricantes FUCHS Lubrifiant France convienen para todos los equipos, y se prestan a todas las estrategias.

¿Cómo definiría la pericia de FUCHS?

Además de estar presentes en todos los campos de aplicación, somos reconocidos por ciertas gamas o tecnologías específicas. Este es el caso de los productos de nuestra gama alimentaria CASSIDA utilizados por numerosos fabricantes de alimentos, para grasas desarrolladas específicamente para la lubricación de máquinas herramienta o grasas biodegradables para aplicaciones que requieren la aprobación ECOLABEL. Este es también el caso de las grasas con espesantes de calcio sulfonato complejo, que se adaptan a entornos duros o cargas pesadas, o con jabón de litio complejo.

Con el complejo espesante de e-lithium se obtiene una alta resistencia a altas temperaturas, hasta 180°C o 200°C y mayores esfuerzos repetidos. Son más estables que las bases simples y se utilizan en particular en rodamientos de servicio medio o pesado, y en rodamientos que pueden funcionar a altas velocidades. Esta tecnología se encuentra, por ejemplo, en la lubricación de rodamientos de ruedas de vehículos o rodamientos de máquinas de papel.

El espesante de e-calcio sulfonato complejo nos permite soportar cargas muy elevadas, una temperatura bastante alta, pero a velocidad media o baja. Son resistentes a la agresión del agua y a la corrosión y también son resistentes a un ambiente con bajo contenido químico. Por lo tanto, estos productos se encuentran en industrias pesadas como las siderúrgicas o cementeras, pero también en aplicaciones con altas cargas e impactos y en algunas industrias mecánicas.

¿Cuál es el impacto de la lubricación en el mantenimiento predictivo?

La elección de la grasa tendrá un gran impacto en la vida útil de los mecanismos. Una lubricación deficiente se asocia a menudo con un mayor riesgo de fallo del equipo. Como hemos visto, para cada mecanismo o entorno existe una tipología de lubricantes adecuada. Si un técnico utiliza un tipo incorrecto de grasa en sus instalaciones, puede notar un desgaste anormal y roturas repetidas. Nuestro enfoque en FUCHS es proporcionar una solución más adecuada mediante el análisis de la aplicación y el funcionamiento de la máquina.

Como resultado, las grasas RENOLIT son perfectamente adecuadas para el mantenimiento predictivo. Dependiendo del producto utilizado, los equipos son capaces de planificar los intervalos necesarios. A veces proporcionamos bases de cálculo para un determinado tipo de rodamiento, por ejemplo, dependiendo de la velocidad de rotación, la temperatura de funcionamiento y el tipo de grasa utilizada.

Probamos las grasas para estimar su vida útil a un determinado umbral de temperatura. Así podemos estimar la vida útil del rodamiento y, por extensión, calcular un intervalo de lubricación para optimizar la vida útil y el estado del rodamiento.

A veces proporcionamos esta información si necesitamos responder a un problema específico del cliente. Este puede ser un objetivo para reducir las roturas, mejorar el mantenimiento u optimizar el uso de los recursos. Esto es un poco caso por caso. Para proporcionar estos datos, necesitamos tener conocimiento de la máquina, su entorno y su uso.

¿Cómo elegir la grasa adecuada?

Por supuesto, existen lubricantes y grasas ligeramente más genéricas, asociadas a ciertos usos, con familias de máquinas, pero esto no es suficiente para determinar el mejor lubricante. Tenemos que ir un poco más allá.

Observar el medio ambiente

A veces tenemos varias grasas adecuadas para la misma máquina. Tomemos un ejemplo: un motor eléctrico que funciona a 3.000 rpm. Dependiendo de la temperatura o de la velocidad de funcionamiento, se pueden ofrecer cinco o seis grasas diferentes. Si la temperatura aumenta, por ejemplo, la naturaleza del jabón y/o aceite base y sus aditivos tendrán que ser cambiados para enriquecer y aumentar la resistencia de la grasa. El objetivo es, por supuesto, mantener una alta calidad de funcionamiento y evitar roturas.

La temperatura, la velocidad, la fricción o la carga son factores que deben tenerse en cuenta al elegir una solución de lubricación. En otras palabras, es importante considerar la aplicación y el entorno de la aplicación en su conjunto.

Considerar los retos de la empresa

También ocurre que los clientes desean cambiar de lubricante, ya no por motivos de mantenimiento, sino por motivos más estratégicos. Ya sea para aumentar sus tasas de producción de un X% o para reducir su consumo y, por lo tanto, su coste, pero también su impacto medioambiental, les ayudamos a conseguir estos objetivos.

Así, la orientación estratégica de los equipos técnicos o de la empresa guiará la elección del lubricante. Si no hay un producto correspondiente en nuestras gamas y consideramos que es una verdadera brecha, a veces podemos lanzar un desarrollo, ya sea por puro desarrollo o mejorando el existente.

Estudio de caso

Tuvimos el caso de un cliente especializado en la fabricación de herramientas de corte. Se enfrentó a un deslavado de las partes giratorias (cojinetes, ejes y rótulas) así como de los cilindros, vinculado a proyecciones de líquido de enfriamiento rápido durante el proceso de fabricación.

Dió lugar a averías no periódicas pero problemáticas. El cliente tuvo que modificar sus planes de mantenimiento para garantizar un control más preciso de estos componentes giratorios y aumentar el número de operaciones de mantenimiento y relubricación.

Los equipos de FUCHS le propusieron la grasa RENOLIT CSX 15, diseñada a base de sulfonato de calcio, naturalmente más resistente a los fluidos agresivos. Esto reemplaza una grasa con un simple espesante a base de litio, que es menos adecuado para esta aplicación.

Como resultado, el cliente pudo reducir el ritmo de sus operaciones de lubricación de casi seis veces, con una cantidad igual de grasa por intervención. Además de una disminución significativa en el número de averías anuales, el cliente pudo ver ganancias de varios pedidos. Primero, a pesar de un precio unitario más alto, sus gastos en lubricantes se redujeron a la mitad. Luego, se observó una reducción de los costes laborales, siendo menos frecuentes las intervenciones.

Al elegir una grasa más cerca de sus necesidades, nuestro cliente finalmente pudo reducir el tiempo de inactividad de los equipos, reducir los costos operativos y mejorar el rendimiento general de su estrategia de mantenimiento.

La proximidad al cliente forma parte del ADN de la competencia FUCHS

En FUCHS, somos conscientes de la importancia de la presencia en el terreno. Ofrecemos a nuestros clientes un apoyo personalizado. Esto es también lo que nos hace especiales: estamos estructurados para ello.

Por un lado, tenemos representantes de ventas con los que los clientes pueden hablar de sus problemas en cualquier momento. Estos representantes de ventas son apoyados por ingenieros de aplicación, divididos en áreas geográficas. Estos últimos intervienen en cuestiones más técnicas: auditorías, inspecciones de líneas o máquinas, etc. Por último, están las funciones de Product Manager, que pueden, si es necesario, lanzar nuevos desarrollos de producto de acuerdo con los cambios en la legislación, las nuevas necesidades de los clientes, las nuevas materias primas disponibles…

Los clientes buscan esta proximidad. Queremos posicionarnos como un socio más que como un simple proveedor. Estamos en un proceso de mejora, apoyando al cliente para que cumpla sus objetivos y retos en un entorno de mejora y de rendimiento.

Una constante discusión y comunicación sobre la evolución de sus necesidades nos permite anticiparnos e implementar las herramientas y desarrollos necesarios. Es un círculo virtuoso.

contacto proveedor industrial

Ya puede ponerse en contacto con FUCHS desde la GMAO Mobility Work.

Póngase en contacto con un proveedor

Mobility Work Hub nos apoya en este proceso. Al importar nuestro catálogo oficial en la plataforma, lo ponemos a disposición de los equipos técnicos y recibimos a cambio datos estadísticos sobre el uso de nuestros productos.

El consejo del experto

Lo más notable e importante es que el cliente industrial no se ha preparado para elegir un lubricante. Todavía no entiende que el lubricante puede utilizarse para mejorar sus condiciones de trabajo y desempeñar un papel clave para lograr sus objetivos.

Mi consejo ya sería dar un paso atrás, evaluar sus necesidades - no en términos de lubricantes o de costes directos asociados, sino en términos de retos y objetivos para su departamento - y luego considerar a su proveedor como un verdadero proveedor de soluciones.

Este es un punto clave que a menudo es el departamento decisivo para el mantenimiento de equipos y maquinaria. También está relacionado con la mejora de su vida útil. Estos elementos, entre otros, permiten alcanzar de forma más amplia los objetivos fijados por la dirección o cuestiones más generales de su equipo o departamento.

Gracias al Sr. Bébin por su testimonio. Mobility Work Hub es la primera solución dedicada a la vinculación de proveedores industriales y expertos en mantenimiento. ¿Quiere saber más sobre el tema? Programe una demostración gratuita de nuestra aplicación hoy mismo.